El fundador y presidente del Grupo Harlequin, Bob Dagger, nos habla sobre las grandes etapas de Harlequin Floors y sobre su espectacular desarrollo.

Bob Dagger, Founder and Group Chairman

Los inicios

A mediados de los años setenta del siglo pasado, cuando la danza comenzaba a popularizarse, me di cuenta de que, entre los profesionales de la danza y el escenario, se había generalizado el uso de un simple linóleo comercial negro.

"Arlequin" era un personaje de teatro que yo había estudiado durante mis estudios de francés. El nombre era dinámico, gráfico, lleno de vida y de fácil pronunciación en la mayoría de las lenguas europeas. ¡Había nacido la marca!
Harlequin Man

El lanzamiento

Con ayuda de un pequeño número de inversores, creé una sociedad para producir suelos de danza de gran calidad, a un precio razonable, con miras a reducir el riesgo de heridas y lesiones entre los bailarines y ayudar a los artistas en las distintas disciplinas para que pudieran ensayar en las mejores condiciones.

¡Luces, cámara, acción!

Desde el primer día, sonó el teléfono. Pero nuestro primer cliente no fue un bailarín. Anglia TV, de Inglaterra, debía instalar un paso de cebra para una serie policiaca, pero no estaban autorizados para pintar la calle. ¿La solución? ¡El tapiz de danza Harlequin Duo negro y blanco!

Clientes prestigiosos

Al principio, nuestra gama de productos era muy limitada, pero la clientela ha evolucionado rápidamente y los grandes nombres de la danza se han sumado rápidamente a la lista de clientes Harlequin.
A principios de los años ochenta, Rudolf Nuréyev, en ese entonces director del Ballet de la Ópera Nacional de París, buscaba un suelo de PVC con una capa inferior ligeramente amortiguadora.
Este tapiz, que podría casi llevar su nombre, se llama Harlequin Studio.

Y desde esa época este tapiz de danza se ha venido utilizando en los estudios y en el escenario de la Ópera Garnier, de la Ópera de la Bastilla, de la Escuela de Danza de Nanterre y de las compañías de danza más importantes de todo el mundo.

La internacionalización

La primera filial norteamericana en crearse fue la American Harlequin Corporation, con sede en California, antes de que nos implantáramos en Filadelfia.
En esa época creamos el tapiz de danza y de escenario Harlequin Cascade.

Este tapiz forma parte de nuestras mayores ventas en todo el mundo.

Muy pronto, fuimos testigos del éxito de nuestros tapices de danza a escala internacional, abrimos nuevas oficinas en Europa, Estados Unidos, Hong Kong y Australia, mientras completábamos nuestra gama de revestimientos, en particular el tapiz Harlequin Hi-Shine, con el fin de responder a una demanda cada vez mayor del sector de los eventos, los desfiles de moda y los stands de exposiciones.

Estoy muy orgulloso de ver que Harlequin se ha convertido en una sociedad internacional, presente en los cinco continentes, con varios lugares de producción en Europa.
¡Parecería que nuestro eslogan “The world performs on Harlequin Floors” se ha hecho realidad!

“Me complace observar que las compañías de danza más prestigiosas ensayan y actúan sobre los suelos Harlequin y que los tapices y las tarimas Harlequin son los más utilizados y reconocidos en todo el mundo”.

Nuestro equipo internacional

El éxito de Harlequin se debe en gran medida a nuestros equipos: personas apasionadas —categoría en la que incluyo a nuestros clientes—, que ofrecen un servicio impecable, aportan nuevas ideas, contribuyen al desarrollo de nuevos productos y promueven a Harlequin.

Bob Dagger

Presidente del Grupo Harlequin

Guy Dagger

Director General del Grupo Harlequin

Ian Newton

Director Financiero del Grupo Harlequin

Steve Green

Director de Marketing del Grupo Harlequin

¿Lo sabía?

Para las audiciones de X FACTOR en la Wembley Arena, de Londres, se construyó un escenario revestido con el tapiz ultrabrillante Harlequin Hi-Shine.

El Grupo Harlequin.
Una empresa global con oficinas en todo el mundo.

Londres, Luxemburgo, Berlín, París, Lieja, Madrid, Brno, Hong Kong, Sydney, Filadelfia, Los Ángeles, Las Vegas y Fort Worth.